Make your own free website on Tripod.com
helmet crest on black
LA CREACIÓN
MARQUEZ ARIAS

Home

SITIOS DE INTERES
DICCIONARIO A MI MODO
NERUDA I NERUDA II
Carta del Cardenal José Ignacio Velasco
CRONOLOGIA
ALCABALAS
ALPHA FURRUQUING
Baños de Carretera
Pedofilia
JMA Publicaciones Cortesía
NUEVA SECTA
El PELIGRO DE CHÁVEZ
LA CREACIÓN
JMA ARTICULOS
... AY PAPA
El Patriota
ANTIPARABOLICAS
CHÁVEZ Y...
HUMOR EN FOTOS
BUENOS MODALES I - II - III
COCINA ELECTORAL
SANTORAL
SEGUN EL COLOR...
¿CÓMO VA LA SALUD?

LA BIBLIA - GÉNESIS
CAÍN Y ABEL

LA BIBLIA - GENESIS
Cortesía de:
http://jma.tripod.com.ve

Siempre quise dedicarme a la astronáutica, pero como esa vaina es muy costosa, he decidido irme por el lado de la hermenéutica:

Ahí les va la primera parte del Génesis

Primer relato de la Creación

No voy a copiar todo textualmente porque se van a cansar, voy a mantener el orden de la creación.
Día Primero: Dijo Dios: Haya luz, y hubo luz. Dios vio que la luz era buena y la
separó de las tinieblas. Dios llamó a la luz Día y a las tinieblas noche.
Día Segundo: Creó el cielo.
Día tercero: Dios creó la tierra y los mares y creó asimismo los pastos, árboles frutales, etc.
Día Cuarto: Dijo Dios: Haya lámparas en el cielo que separen el día de la noche. Sirvan de signos para distinguir tanto las estaciones como los días y los años. Y que brillen en el firmamento para iluminar la tierra Y así fue.
Hizo pues, Dios, dos grandes lámparas, una grande para presidir el día y otra chica para presidir la noche; también hizo las estrellas.

Habíamos quedado que el primer día Dios dijo: haya luz y, siempre según la Biblia, al cuarto día hizo el Sol, la luna y las estrellas, me pueden explicar ¿De dónde provenía la luz del Primer Día?... Porque todavía no se habían inventado las pilas Eveready.

Día Quinto: Dijo Dios: llénense las aguas de seres vivientes y revoloteen aves sobre la tierra y bajo el firmamento vio que todo estaba bien y Dios los bendijo y dijo crezcan, multiplíquense y llenen las aguas del mar, y multiplíquense asimismo las aves en la tierra
Día Sexto: Dijo Dios: Produzca la tierra animales, de diferentes especies, bestias reptiles y animales salvajes Y así fue; luego, dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Que mande a los peces del mar y a las aves del cielo, a las bestias, a las fieras salvajes y a los reptiles que se arrastran por el suelo.
Y creó Dios al hombre a su imagen.
A imagen de Dios lo creó.
Macho y hembra los creó.
Dios los bendijo diciéndoles: Sean FECUNDOS Y MULTIPLÍQUENSE. Llenen la tierra y sométanla. Manden a los peces del mar, a las aves del cielo y a cuanto animal viva en la tierra. Así fueron hechos el cielo y la tierra y todo lo que hay en ellos. Dios terminó su trabajo el Séptimo día y descansó en este día de todo lo que había hecho.

SEGUNDO RELATO DE LA CREACIÓN

El día en que Yavé Dios hizo la tierra y los cielos, no había sobre la tierra arbusto ni ninguna planta silvestre había brotado, pues Yavé Dios no había hecho llover todavía sobre ella, ni había hombre que cultivara el suelo. Sin embargo, brotó desde la tierra un manantial y regó toda su superficie.
Entonces, Yavé formó al hombre con polvo de la tierra, y sopló en sus narices aliento de vida, y existió el hombre con aliento y vida. Luego Yavé plantó un jardín en un lugar del Oriente llamado Edén; allí colocó al hombre que había formado. En medio del Edén puso el árbol de la Vida y el árbol de la Ciencia del bien y del mal
Del Edén salía un río que lo regaba y se dividía en cuatro brazos: Pisón, Guijón, Tigris y Eufrates. Yavé tomó, pues, al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara. Y Dios le dio esta orden al hombre: Puedes comer de cualquier árbol que haya en el jardín, menos del árbol de la Ciencia del bien y del mal; porque el día que comas de él, morirás sin remedio.
Después dijo Yavé: No es bueno que el hombre esté solo. Haré, pues, un ser semejante a él para que lo ayude
Yavé entonces formó de la tierra todos los animales del campo y todas las aves del cielo, y los llevó ante el hombre para que les pusiera nombre. Y cada ser viviente había de llamarse como el hombre lo había llamado.

(Aquí surgen dos problemas o preguntas, que se me ocurren a mí:)
1) ¿Por qué tuvo que ser el hombre quién le pusiera el nombre a los animales y a las plantas y no esperó Yavé que apareciera la mujer para ayudar a nombrarlos?
2) ¿Tenía el primer hombre tanta memoria e imaginación como para ponerle nombre a cada uno de las plantas y animales que existían? Porque, mire usted, que en esa época había más animales que ahora, sin meter a los adecos y copeyanos de la cuarta república... ¡Claro está!...)

El hombre puso nombre a todos los animales, a las aves del cielo y a las fieras salvajes. Pero no se encontró en ellos un ser semejante a él para que lo ayudara... (De Bola, si no había sido creada la mujer).
Entonces Yavé hizo caer en un profundo sueño al hombre y éste se durmió. Y le sacó una de sus costillas, tapando el hueco con carne. (Esta fue la primera intervención quirúrgica, bajo hipnosis, que se conoce)
De la costilla que Yavé había sacado al hombre, formó una mujer y la llevó ante el hombre. Entonces el hombre exclamó ¡Mamiiiiita!... No, perdón, el hombre exclamó:
Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne
Esta será llamada varona
Porque del varón ha sido tomada
Por eso el hombre deja a sus padres para unirse a una mujer, y son los dos una sola carne, (Pero el lomito le toca a la mujer)....
Los dos estaban desnudos, hombre y mujer, pero no por eso se avergonzaban, (Y todavía continúan sin avergonzarse por esa vaina).


LA TENTACIÓN Y EL PECADO

La serpiente era la más astuta de todos los animales del Campo que Yavé había hecho, y dijo a la mujer ¿Es cierto que Dios les ha dicho: No coman de ninguno de los árboles del jardín? La mujer respondió (Yavé que no). Podemos comer de los frutos de los árboles del jardín, menos del fruto del árbol que está en medio del jardín, pues Dios nos ha dicho: No coman de él ni lo toquen siquiera, porque si lo hacen ¡Se Joden, así de sencillo!...
La serpiente replicó: De ninguna manera morirán. Es que Dios sabe muy bien que el día en que coman de él, se les abrirán a ustedes los ojos y serán como dioses y conocerán el bien y el mal.
La mujer vio que el árbol era apetitoso, que atraía la vista y que era muy bueno para alcanzar la sabiduría. Tomó de su fruto y comió y se lo pasó enseguida a su marido, que andaba con ella, quien también lo comió.
(Aquí tengo otra pregunta o inquietud, vamos a aclarar las vainas, hasta el momento de comer, todavía no era su marido.)
Entonces se les abrieron los ojos y se dieron cuenta de que estaban desnudos, (antes de comer del árbol famoso, el hombre y la mujer eran ciegos, lo que quiere decir que ese árbol era más arrecho que el Samán de Güere) y se hicieron unos taparrabos cosiendo unas hojas de higuera.
(Otra acotación, parece que a la mujer no solo se le abrieron los ojos, sino hasta las piernas se le abrieron y, además, cómo es eso de cosieron unas hojas de higuera... ¿Ya habían inventado la aguja y el hilo? Porque eso no figura en el comienzo del relato de la creación.
Oyeron después los pasos de Yavé que se paseaba por el jardín, a la hora de la brisa de la tarde. El hombre y su mujer se escondieron, para que Dios no los viera, (y dijo la mujer: ¡Nos jodimos cabrón!.. Refiriéndose al hombre, por supuesto). Yavé Dios llamó al hombre y le dijo: ¿Dónde estás? Este contestó: Oí tu voz en el jardín y tuve miedo porque estoy desnudo, por eso me escondí... (Pero la coño emadre es la mujer, yo estaba tranquilo haciéndome la puñeta, para entretenerme, cuando se apareció ella ofreciéndome una vaina que yo nunca había comido... Y estaba del carajo, te diré Yavé; o sea, Ya ve que no estaba tan mala como tu decías).
Yavé replicó: ¿Quién te ha hecho ver que estabas desnudo? ..( Me miré en el espejo de la sala). ¿Has comido acaso del árbol que te prohibí?...( No, nada más un pedacito y solamente le pasé la lengua por fuera ¡te repito, Yavé, estaba del carajo! ) El hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol y comí (Primer sapeo de la historia).


Yavé dijo a la mujer ¿Qué es lo que has hecho?, y la mujer respondió: La serpiente me ha engañado y comí... (Aparte de las ganas que tenía de echar un polvito).

LA SENTENCIA DE DIOS

Entonces Yavé Dios dijo a la serpiente:
Por haber hecho esto, maldita seas entre todas las bestias y entre todos los animales del campo. Andarás arrastrándote, y comerás tierra todos los días de tu vida. (Y contestó la serpiente, ¡adiós carajo, se rascó Yavé!, ¿Y qué es lo que hecho hasta ahora, tomar Champagne?)
Haré que haya enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya, ésta te pisará la cabeza (Me llenó de Toddy, Yavé, contestó la serpiente) mientras tu te abalanzaras sobre su talón
A la mujer le dijo:
Multiplicaré tus sufrimientos en los embarazos. Con dolor darás a luz a tus hijos. (Una pregunta: ¿Ya la mujer sabía que por andar tirando iba a salir embarazada e iba a tener hijos?). necesitarás de tu marido, y él te dominará... (Esa vaina sería en esa época).
Al hombre le dijo:
Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que Yo te había prohibido comer: Maldita sea la tierra por tu culpa. Con fatiga sacarás de ella tu alimento por todos los días de tu vida. Espinas y cardos te dará y comerás la hierba del campo. Con el sudor de tu frente comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste sacado. Porque eres polvo y al polvo volverás ( Y contestó el hombre: ¡Coño, Yavé!, ¿todo ese peo por un polvito?... además lo del trabajo que voy a pasar es relativo, pues pienso ser empleado público) .
El hombre llamó a su mujer Eva por ser la madre de todo viviente. Yavé Dios hizo para el hombre y la mujer túnicas de piel y los vistió. Después dijo: Miren que el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, (Aparte de Yavé, ¿Quién más había?) pues se hizo juez de lo que es bueno y malo. No vaya ahora a alargar su mano y tome también del Arbol de la Vida. Pues al comer de ese árbol vivirá para siempre
Por ello lo echó del jardín del Edén, para que trabajara la tierra de donde había sido formado. Y habiendo expulsado al hombre, puso querubines, (unos mariquitos con alas) al oriente del jardín del Edén, y un remolino que disparaba rayos, para guardar el camino del Arbol de la Vida. ( Versión primigenia de la Guerra de las Galaxias- . Apartando el hecho de que el hombre y la mujer creados en esa oportunidad, eran un par de coños de madre, también hay que decir que a la mujer le faltó malicia, pues podía haber comido primero del Arbol de la Vida y luego del Arbol del furruqueo- Otro comentario: tenemos que reconocer, de igual forma, que el tal Yavé era medio Hijo de Puta y, una última reflexión, toda esa vaina parece un chiste malo, si Yavé los bendijo al principio y les dijo: Sean fecundos y multiplíquense ¿cómo carajo esperaba que lo hicieran, clonándose? )

En una próxima oportunidad les hablaré de la descendencia de Adán y Eva.

Alonso El Iconoclasta

CAÍN Y ABEL:
Cortesía de:
http://jma.tripod.com.ve

Esta parte si es interesante, porque en lo que uno se descuida; o sea, en cuestión de muy poco tiempo, comienza a aparecer una cantidad de personas que uno no sabe de dónde salieron y mucho menos cuándo los fabricaron. Tomando en cuenta que del Edén salieron Adán y Eva y luego, los dos hijos. (puede ocurrir también que la Biblia que yo tengo sea muy antigua), bueno, como les venía diciendo, Adán, Eva y dos carajitos, varones ellos, y de pronto una aglomeración de personajes de la gran puta que uno no se explica su origen.
Pero no les voy a alargar tanto el prólogo, el cuento resumido, es así:
Eva primero tuvo a Caín y decía Gracias a Yavé he podido tener un hijo (¿Cómo queda ahí Adán?). Después dio a luz al hermano de Caín, Abel. Abel fue pastor de ovejas y Caín labrador. Pasado un tiempo Caín presentó a Yavé una ofrenda de los frutos de la tierra. Abel sacrificó los primeros nacidos de sus rebaños y los ofrendó igualmente a Yavé. A Yavé le agradó el obsequio de Abel, pero le molestó el de Caín (de esto se deduce que Yavé no era vegetariano, aparte de medio coño emadre y mal educado). Bueno, Yavé para completar el desaguisado, le armó un peo a Caín. Caín dijo después a su hermano Vamos al campo y el bolsa fue, como ustedes saben Caín se lo tiró en caldo de ñame. Yavé llamó a la PTJ, interrogaron a Caín y él negaba todo: ¿Dónde está Abel? Y Caín contestaba, no lo sé; ¿soy acaso el guardián de mi hermano?. Dijo Yavé Pues ya ves que la sangre de tu hermano y desde la tierra grita hasta mí (¿Ustedes creen que Yavé, que era el mismo Dios, no iba a saber lo que había pasado entre Caín y Abel?, lo que pasa es que se estaba haciendo el pendejo) y lo condenó a vivir errante y vagabundo sobre la tierra. (La cosa es larga, pero se está poniendo interesante). La vaina es que Caín fue a parar al país de Nod (Pregunta: ¿Ya había países, ¡coño! con qué gente los hicieron? Hasta este momento, según mis cálculos, van cuatro personas y uno peló pedal, lógicamente quedan tres, dos hombres y una mujer, y uno de los hombres se fue)
Caín tuvo relaciones con su mujer, (bueno, ¿Pero cómo es la vaina, cuál mujer? ¿De dónde carrizo salió esa interfecta?). Yo sigo confundido, pero persevero, la mujer de Caín dio a luz a Henoc. Caín construyo una ciudad que llamó Henoc en honor a su hijo, (Una ciudad con tres habitantes: Caín, la mujer de él y Henoc, por supuesto Nod se quedó sin gente). Con el tiempo a Henoc le nació un hijo que llamó Irad (Coño, ¿Con quién lo fabricó?.... me perdonan los coños pero estoy más enredado que mojón de mango de hilacha, éste si existía en el Edén y Adán le había puesto el nombre, me refiero al mango de hilacha, no al mojón). Irad fue padre de Mavael, Mavael padre de Matusael y éste de Lamec. (Pero ¿Ustedes han visto el despelote que ha armado la Biblia, de dónde salió ese gentío?. ¿Con cuáles mujeres se ayuntaban para tener descendencia?).
Tenía Adán ciento treinta años de edad, cuando tuvo un hijo a imagen y semejanza suya, a quién llamó Set (Bueno, ni el viejito Old Parr) . Después que le nació Set, Adán vivió ochocientos años - ¡Una coñasura! y tuvo más hijos e hijas (Ven, ya aparecieron las hijas, así queda demostrada mi ignorancia, pero también tiene que ser cierto que los hijos de Adán y Eva se refocilaron entre ellos). Con lo que toda la vida de Adán fue de novecientos treinta años y murió. (Me imagino que murió furruqueando y ¿cómo le habrá quedado la que te dije a Eva?, porque supongo que Adán era un hombre fiel, de lo contrario Yavé lo hubiera castrado y, en caso de haber sido infiel tuvo que ser con una o varias de sus propias hijas, pues estamos todos de acuerdo en que no había más gente. - ¡Una guará de relajo!... ¿y de ahí venimos?).
Tenía Set ciento cinco años cuando fue padre de Enós lógicamente con una de sus hermanas (Inventor de la Sal de Fruta que lleva su nombre). Set vivió novecientos doce años. Tenía Enós noventa años cuando tuvo a Cainán (Este corrió en El Hipódromo de El Paraíso. Después que expulsaron a Adán y Eva del Edén, Yavé le cambió el nombre por El Paraíso). Enós tenía novecientos cinco años cuando se le venció la partida de nacimiento. Tenía Cainán setenta años cuando fue padre de Malael y, después que nació Malael, vivió Cainán ochocientos cuarenta años y tuvo más hijos e hijas. Cainán murió a los novecientos diez años. (Mientras corría el Clásico Presidente de La República) Malael fue padre de Jared, éste de Henoc, éste de Matusalén (Ya comienzan a aparecer tipos conocidos). Henoc vivió trescientos años (y desapareció porque Dios se lo llevó para clonarlo). Matusalén fue padre de Lamec, vivió setecientos ochenta y dos años. Lamec fue padre de Noé (Ingeniero naval).
(Para no hacer muy largo el cuento, les diré lo siguiente, Noé fabricó la famosa Arca, metió hasta el loro en ella, la gente que había en la tierra se ahogaron por corruptos e hijos de puta, y después del diluvio, vuelve a comenzar el peo de la repoblación de la tierra a costillas de Noé, la mujer de éste, los hijos de ambos con sus respectivas esposas, las burras, cochinas, etc.) Para que ustedes vean de donde carajo procedemos. Me gusta más la teoría de Darwin y estoy convencido de que el hombre se formó a partir de los excrementos de los Dinosaurios, los monos no merecen que les hechemos esa vaina de hacerlos familia nuestra.


Alonso El Iconoclasta


Pronto les relataré el cuento del Diluvio Universal, Noé, sus tres hijos, Sem, Cam y Jafet.
La destrucción de Sodoma y Gomorra.
Más adelante hablaré de Josué, éste señor, apoyado desde arriba cometió más crímenes que Atila.
En España, hace un año, editaron un libro sobre los errores y mentiras más famosas, lo realizaron tres catedráticos, uno de ellos de Apellido Colorado, no he tenido oportunidad de leerlo, pero, me imagino, que la Biblia les habrá dado bastante tela para cortar. Imagínense, como muestra, que Josué en Gabaón, en complicidad con Yavé detuvo el Sol casi un día entero, para que le diera tiempo para matar gente... Así de fácil.

Alonso.

Derecho de Autor:
José Márquez Arias.

Página elaborada por:
Adriana Márquez Valdecantos.